Juan de San Grial

Juan de San Grial

 

Fundador: JUAN DE SAN GRIAL

¿Quién es esta  misteriosa personalidad, que brillantemente se ha manifestado a principios del siglo XXI? Es un cátaro verdadero; algunos lo consideran un genio; otros, un sabio filósofo humanista. Juan de San Grial desea restaurar el Catarismo auténtico y revelar a la humanidad un nuevo camino BASADO EN EL AMOR PROFUNDO HACIA EL HOMBRE.

Su  corazón cálido, dispuesto a amar, conquista al instante.  Su fervor ardiente por la paz en el mundo  y por la libertad humana, inspira a seguir sus pasos y a  alimentarse infinitamente de la sabiduría profunda, que  como gran pensador e intelectual del siglo XXI, nos transmite. De ahí sus miles de seguidores en muchos países del mundo: Gran Bretaña, Japón, Croacia, España, Rusia, Ucrania…

El encierra en sí todos los grandes valores universales. Él no enseña ni da clases magistrales para alimentar el intelectualismo, él enseña con el ejemplo, él vive lo que habla, respira lo que dice, lleva al hecho lo que escribe. Sólo su presencia es suficiente para intuir la sabiduría universal que le caracteriza. Él no habla de la bondad, él es la bondad. Él no habla de la paz, él es la paz. Él no habla del amor, ÉL ES EL AMOR. Lo que estremece hasta lo más profundo, es su trato conmovedor y cuidadoso hacia la gente. ¡Cuánto ama a las almas! “Por muy bajo que el hombre haya caído, por mucho que se hay a equivocado” –enseña Juan – sigue conservando el potencial inagotable del amor en su interior.” Descubrir y ayudar a desarrollar este tesoro de amor que se halla en cada uno de nosotros, es para  este incansable e intrépido luchador, su deber importantísimo, como nuevo humanista del siglo XXI.

No es un simple maestro, sino el instructor del camino cátaro, de una forma diferente de ser y de vivir basada fundamentalmente en la BONDAD, la LIBERTAD, la IGUALDAD y la FRATERNIDAD. Juan de San Grial afirma que el Catarismo fue la fuente de la democracia europea y del resto del mundo; de modo que según él, con los nuevos cátaros del siglo XXI  la democracia recuperará sus raíces auténticas y nacerá una nueva democracia, comenzará el gran movimiento de los humanistas basado en el puro amor. Él conoce las profundidades del corazón y nos enseña que el amor es capaz de obrar milagros, curando enfermedades incurables, superando miedos, neurosis, complejos de todo tipo….

Sus méritos  son reconocidos a nivel internacional, así lo ponen de manifiesto algunos premios y certificados que le han sido otorgados por su contribución particular a la mejora de este mundo:

–          El Centro Biográfico Internacional (Cambridge, Inglaterra) en el año 1998, lo condecoró con el certificado “Quién es quién entre los intelectuales”, en señal de reconocimiento a sus logros como eminente pensador contemporáneo que integra la élite de los intelectuales del  mundo.

–          Unos años después, (2001) la Asociación Internnacional de Personalidades de la Educación por la Paz en el Mundo, la ONU, la UNICEF, la UNICED y la UNESCO le otorgaron el Premio por la Paz  “Albert Einstein”, como muestra de reconocimiento a sus méritos sobresalientes en su contribución al progreso, a la comprensión mutua y a la paz en el mundo, aspectos que enriquecen nuestro planeta y hacen mejor la existencia de la humanidad.